Plantas y jardín

Besarse y quemar el muérdago en Navidad

Una de las plantas más habituales en los hogares como elemento decorativo navideño es el muérdago (Viscum album). Pero, ¿cuál es su verdadero significado? ¿Qué se hace con el muérdago en Navidad? ¿Cuándo hay que ponerlo y cómo se puede decorar la casa con esta planta?

Llega la Navidad y las distintas festividades protagonizan el calendario. Estos días son especiales por sus tradiciones y significado, ya que en cada festivo se celebra un hecho histórico. Colgar el muérdago es una de esas tradiciones: se trata de una planta a la que envuelven mitos y leyendas desde el siglo XVII en los países escandinavos, expandiéndose con el paso del tiempo al resto de Europa.

La tradición del muérdago en Navidad

El muérdago navideño es una leyenda de origen escandinavo que empezó a extenderse en el siglo XVII. La leyenda actual que se originó en regiones escandinavas, aparece a partir de la historia del muérdago en la cultura celta. Se trataba de una planta sagrada para los druidas, es decir, personas que pertenecían a la clase sacerdotal en Irlanda, Gran Bretaña, la Europa Céltica, incluido el norte de España, y a los que se les atribuía funciones como la curación y la adivinanza, así como ser maestros y jueces.

Según la leyenda del muérdago en Navidad, los druidas consideraban que la planta de muérdago era mágica porque se mantenía verde durante todo el año, además de contener otras propiedades místicas y curativas. También creían que era una planta capaz de proporcionar paz, por lo que bajo el muérdago se podía celebrar un matrimonio o declarar la tregua de una batalla.

Ya en el siglo XVIII, el significado del muérdago en Navidad adquirió un sentido más romántico. La población escandinava creía que los jóvenes, bajo la planta, no podían rechazar un beso, iniciándose de esta forma una apasionada relación amorosa. Este pensamiento se fue extendiendo por Europa hasta el punto de considerarse como una petición formal de boda y una predicción de matrimonio estable con gran descendencia.

La historia del muérdago en Navidad cuenta que, tras cortarlo, no debe tocar el suelo. Por ello, suele permanecer colgado durante todo el año en muchos hogares como símbolo de protección frente grandes tormentas y problemas.

¿Cuándo hay que poner el muérdago?

¿Dónde se pone el muérdago para que de suerte? ¿Y cuándo hay que ponerlo? El beso bajo el muérdago en Navidad debe producirse, según la tradición, colgando la planta en el umbral de una puerta en Nochebuena. Por ello, este día es el elegido para ponerlo y, así, se cree que la persona besada podrá encontrar el amor y si ya lo tiene, lo conservará por mucho tiempo.

Actualmente, esta tradición está más relacionada con el amor y la fortuna. Por lo tanto, si intentas descifrar qué significa el muérdago en Navidad, encontrarás más referencias vinculadas a las historias de amor en la actualidad pese a que en el pasado se viera la planta como un remedio curativo y que transmitía paz.

Y es que en los siglos XVII y XVIII se consideraba al arfueyu, nombre con el que también se conoce el muérdago, como una planta con propiedades fantásticas al creer que era una especie única: las raíces jamás estaban en contacto con la tierra, ya que crece en las ramas de los árboles.

¿Cómo decorar con muérdago en Navidad?

Expuesta ya la tradición del muérdago en Navidad, su historia y su significado, es importante aclarar qué día hay que quemar el muérdago de Navidad. Según la costumbre, se cuelga en la puerta principal del hogar en Navidad para que capte todas las malas vibraciones y hechos negativos acontecidos en el interior de casa.

El muérdago se conserva todo el año colgado, por lo que forma parte de la decoración habitual del hogar si se quiere seguir esta tradición, y el 13 de diciembre del siguiente año es el día que se quema el muérdago viejo. El fuego sirve para eliminar los males captados por la planta y se vuelve a poner muérdago fresco, lo que hay que hacer como tarde el día de Nochebuena, 24 de diciembre.

Si te preguntas de cuántas formas se puede usar el muérdago para decorar la casa en Navidad, más allá de colgarlo en el umbral de la puerta, estas son varias de ellas pero seguro que se te ocurren más.

  • La tradición indica que hay que regalar el muérdago en Navidad. Así que, cuando recibas un muérdago como regalo de alguien, lo puedes colgar en la puerta de entrada o cerca de ella para que atrape los malos espíritus que entren al hogar. De esta forma, estará ubicado en el recibidor y contribuirá a crear un ambiente más navideño.
  • Otra estancia del hogar en el que puedes colocar la planta es el salón, ya que es la zona en la que recibes a tus seres queridos y donde pasas gran parte del tiempo. Colocando un ramo en alguna parte del comedor, preferiblemente alzado para que esté a la vista de todos, será suficiente para atraer buenos augurios.
  • Además del techo o la pared del salón, puedes colgar el muérdago sobre una mesa en la que te reúnas con la familia y los amigos y sobre el sofá. Durante las fiestas navideñas compartirás muchos momentos con tus seres queridos en estas estancias, por lo que ayudará a crear un buen ambiente y a proteger a todos los presentes de los malos espíritus.
  • Incluso si tienes escaleras dentro de casa, puedes colgar encima un ramo de arfueyu para cubrir todas las partes del hogar con esta planta.
  • Además, puedes combinar esta planta navideña con otras. Por ejemplo, es común usar el muérdago y el acebo juntos para hacer ramos y coronas, que puedes colocar en la puerta de la entrada de casa, en el centro de la mesa o encima de una estantería que quede a la vista o en la repisa de la chimenea.

En nuestros Agricentros de O Barco y A Rúa, así como en Garden Sil encontrarás tus ramos de muérdago listos para celebrar la tradición este mismo domingo 13 de diciembre. ¡No te quedes sin el tuyo!

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *