Decoración

¿Por qué decoramos por Navidad?

¿Por qué decoramos por Navidad?

Entramos de lleno en la semana de Navidad y queremos desear a todos los clientes y amigos de Ricardo Terán S.L. unas Felices Fiestas y Próspero Año 2022. Hoy en el Garden Sil de A Proba nos preguntábais sobre el origen de los adornos navideños. ¿Por qué adornamos la casa con acebo? ¿De dónde nos llega la tradición de poner el árbol de Navidad? ¿Y las luces? En Navidad existen muchas costumbres y rituales que se van pasando de padres a los niños desde hace generaciones.

Las tradiciones que respetamos año tras año tienen, en su mayoría, una larga historia, y otras, mucha menos de lo que imaginamos. A pesar de que según la tradición cristiana la Navidad sirve para conmemorar el nacimiento de Jesús, su origen está en una serie de celebraciones paganas que se festejaban alrededor del 25 de diciembre, como es el caso del solsticio de invierno. Paradójicamente, de origen pagano también es el mayor icono de la decoración navideña: el árbol de Navidad.

La naturaleza, que no falte

Y es que los primeros pueblos germanos y vikingos ya celebraban el solsticio de invierno alrededor de una conífera alegremente decorada a la que llamaban ‘Yggdrasil’. Representaba el Universo con el mundo de los dioses y de los muertos. Pensaban que tanto la Tierra como los Astros pendían de un árbol gigantesco cuyas raíces estaban en el infierno y su copa, en el cielo. En la copa se hallaba Asgard (la morada de los dioses) y el Valhalla (el palacio de Odín), mientras que en las raíces más profundas estaba Helheim (el reino de los muertos).

Cuando los primeros misioneros cristianos fueron testigos de esta tradición se apropiaron de ella y le dieron un giro completo a su significado. De esta forma, el primer árbol de Navidad cristiano se decoró en Alemania y Escandinavia en el siglo XVI, expandiéndose poco a poco por el resto de países. En España empezó a popularizarse en los años 60 del siglo XX. 

ABETO NAVIDAD 150/175 CM

19,95  IVA incl.
Abeto natural de Navidad de 150/175 cm de altura. Embolsado en tierra, preparado para colocar directamente en maceta.

ADORNO NAVIDEÑO FRUTOS ROJOS

32,00  IVA incl.
Adorno navideño con bayas rojas y efecto nevado. Medida 180 x 14 x 14 cm  

ARBOL NAVIDAD ESTRECHO VERDE Y B

150,00  IVA incl.
Árbol de navidad estrecho verde y blanco. Altura 2,10 metros.

RAMA 110 CM VERDE FRUTOS ROJOS

7,85  IVA incl.
Rama verde con frutos rojo de 110 cm de largo.

Otro de los elementos naturales más representativos de la navidad es el muérdago. Se trata de una planta parásita de los pinos y los robles, con propiedades curativas y muy ligada a la mitología celta. En los países anglosajones, el muérdago se coloca en las puertas de las casas para dar buena suerte. Hace justamente un año ya os hablábamos de la tradición de besarse y quemar el muérdago en Navidad, otra tradición que procura felicidad y fertilidad.

Por su parte, el acebo, como el muérdago, es una planta perenne, que permanece verde cuando la mayoría ha perdido las hojas, razón por la que en la Antigüedad tenía carácter sagrado. La tradición aconsejaba colgar ramas de acebo en el umbral de la puerta de las casas para alejar a los malos espíritus. No olvidemos que en la actualidad es una especie protegida, por lo que a menos que dispongamos de acebos en nuestro propio jardín, lo mejor es utilizar recreaciones artificiales para este fin.

La corona de Adviento es otro de los adornos navideños más tradicionales de estas fiestas. Su historia vuelve a tener su origen en una tradición pagana europea según la cual se encendían velas durante el invierno para invocar al dios sol y que éste enviase su calor y luz durante los duros meses de bajas temperaturas. La corona de adviento tradicional está compuesta por varios elementos, entre ellos el aro de ramas verdes que representa el amor de Dios que no tiene principio ni fin.

En cuanto a las cuatro velas, la costumbre es ir prendiendo una a cada domingo del mes de diciembre, mientras que las pequeñas manzanas rojas que también decoran la corona representan el fruto con el que Adán y Eva cometieron el pecado durante su estancia en el Paraíso.

COLGANTE CIRCULAR BOLAS ROJAS

13,00  IVA incl.
Colgante navidad circular bolas rojas. Medidas 22 x 22 x 5 cm

CORONA FRUTOS ROJOS 8X46X46 CM

15,50  IVA incl.
Corona de frutos rojos. Medidas 8 x 46 x46 cm

CORONA NAVIDAD CON PIÑAS D-17 CM

2,95  IVA incl.
Corona de navidad con piñas. Diámetro de 17 cm.

Otro adorno que no podemos dejar pasar son las bolas de Navidad, esferas de diferentes tamaños y colores que sirven para alegrar cualquier espacio de la casa y cuyo origen se remonta al siglo XIX. Los aldeanos de un pequeño pueblo de Francia se encontraban en apuros después de que la cosecha de 1858 fuera tan pobre que les privase de manzanas con las que decorar el árbol de Navidad. Sin embargo, un soplador de vidrio de la aldea tuvo la idea de crear pequeñas bolas de cristal con la que sustituir a las manzanas rojas, creando una tradición que se extiende hasta nuestros días.

La tradición cristiana

pesar de que la mayoría de los adornos navideños tienen un origen pagano, también hay algunas tradiciones que surgen directamente del cristianismo como es el caso de la estrella. Esta figura cumple un papel muy importante durante las fiestas navideñas, tanto es así que el árbol de Navidad suele estar rematado por una estrella en su punta. Este símbolo representa a la estrella de Belén que guió a los tres Reyes Magos hacia el pesebre en el que acababa de nacer Jesús. Las campanas, por ejemplo, también tienen un origen cristiano y representan el anuncio de un mensaje de paz y esperanza para el año próximo.

Quizá ahora que conoces la historia de algunos de los adornos más utilizados durante las Navidades puedas identificarte más o menos con su mensaje. Sin embargo, su uso está tan extendido actualmente que su mensaje original ha quedado algo olvidado y se han transformado en un símbolo de alegría, esperanza y felicidad. 

¡Que paséis todos unas muy Felices Fiestas!

Volver a la lista

Artículos relacionados