Plantas y jardín

Deliciosas fragancias en tu hogar cultivando plantas aromáticas

No hay nada mejor que utilizar plantas aromáticas frescas para tus preparaciones culinarias o acompañar a tus refrescantes bebidas de verano. Y no es necesario tener una huerta o un gran jardín para eso. Las plantas aromáticas no son solo decorativas, se pueden utilizar tanto en la cocina, como con fines medicinales, cosméticos… y las puedes cultivar en el interior de tu casa, en tu balcón o en tu terraza, aportando además a tu hogar un laberinto de aromas.

Bajo el término plantas aromáticas agrupamos especies muy dispares en lo que a características y necesidades se refiere, pero todas tienen en común la producción de aceites esenciales, lo que las convierte en plantas olorosas que perfuman el ambiente de nuestros jardines, hogares y terrazas.

La correlación entre huerto y mesa puede ser una buena razón para llenar nuestro espacio verde, ya sea urbano o rural, en un lugar donde cosechar plantas aromáticas que den sabor a los platos que realizamos en la cocina. En Ricardo Terán S.L. encontrarás diferentes variedades en sobres para sembrar de la marca Clemente Viven, te hablamos de algunas de ellas.

Romero: una aromática de exterior con mucho sabor

El romero es una planta aromática muy fácil de cuidar que aporta mucho sabor a las comidas. Propia de nuestro clima mediterráneo, el romero prefiere la exposición al sol (aunque soporta bien el frío intenso) y que crece bien incluso en terrenos pobres. Así que, si tienes una buena terraza o balcón al aire libre y con mucha luz, aprovéchalo para plantar un romero.

Si la hemos plantado en suelo al aire libre, solo requiere de riego en caso de una sequía prolongada. Si la hemos plantado en maceta, es preferible tenerla en semisombra, para que el calor no dañe la planta a nivel de raíces, y la regaremos regularmente dejando que el sustrato se seque completamente entre riego y riego.

Abónalas semanalmente con abono orgánico entre marzo y junio y lucirán espectaculares. El trasplante se lleva a cabo desde junio hasta septiembre, la floración tiene lugar de julio a agosto y la cosecha se realiza durante todo el año.

Menta, la planta aromática más fresca

La planta de menta es una de las aromáticas más populares, sobre todo por sus distintos usos en la cocina así como en la elaboración de infusiones y otras bebidas. Por ello, son muchos los que deciden plantar menta en casa.

Soporta bien el clima adverso, por lo que supone una planta ideal para aquellos que la cultivan por primera vez. Se suele plantar entre mayo y junio, proporcionando dos o tres cosechas a lo largo del año, bastante si se tiene en cuenta el poco cuidado que requiere. Hay que recordar que la menta es una especie invasora, así que es mejor sembrarla en solitario y dejarle su propia maceta que no en grandes jardineras.

El trasplante se lleva a cabo desde marzo hasta septiembre, mientras que la floración tiene lugar de junio a septiembre y la cosecha se realiza de abril a noviembre. Al igual que el romero, también requiere de mucha luminosidad y un riego regular, aunque sin encharcarse.

Hierbabuena: más suave y genial para postres y mojitos

La hierbabuena es una planta aromática del género Mentha. De hecho, su nombre científico es Mentha Spicata, que viene de latín “spica” y significa “lanza”.

Es una de las plantas aromáticas más usadas en la cocina, que tiene un aroma muy similar a la menta, pero algo más suave. En cocina, se suele usar sobre todo en repostería y también para acompañar a los refrescantes mojitos y caipiriñas.

En cuanto a cuidados, necesita un lugar soleado o semisombra con riegos frecuentes sobre todo en los meses de verano para crecer en perfecto estado. 

En buenas condiciones, crece con total facilidad y gracias a sus extensas e invasivas raíces, se extenderá fácilmente alrededor de la zona plantada inicialmente al igual que la menta. En cultivo en jardinera o maceta, no existe este problema.

Eneldo: la aromática perfecta para el pescado

Originaria de Asia y Oriente Medio, el eneldo es una planta con un intenso olor, parecido al del perejil o el hinojo. Lo ideal es cultivarlas en un clima templado, aunque puede aguantar el clima cálido si se mantiene el suelo fresco y húmedo.

El suelo debe ser permeable y bien nutrido, puesto que el eneldo no tolera suelos secos. Plántala en primavera o verano, lejos de las heladas y bajas temperaturas.

La siembra se lleva a cabo desde abril hasta mayo, la floración tiene lugar de junio a septiembre y la cosecha se realiza de abril a octubre.

Dada la gran variedad de vitaminas y minerales que posee el eneldo, entre otros compuestos bioactivos, esta hierba puede enriquecer la dieta con sólo agregar una mínima cantidad a nuestros platos. Además, debido a su valor calórico bajo es ideal para quienes buscan perder peso con buenos nutrientes en la dieta.

Albahaca: una aromática imprescindible

¡No hay plato de pasta sin albahaca! En la cocina italiana, es una de las imprescindibles entre las plantas para cocinar, sobre todo si nos referimos a la riquísima salsa al pesto. Y es que esta especie aporta un sabor y aroma espectacular que hace que platos tan sencillos como la pizza o cualquier tipo de pasta, se convierten en un auténtico manjar.

La Albahaca es una planta ramificada y leñosa a la que favorece el clima cálido, ayudándola a crecer muy rápido. Su olor inunda la casa durante el verano y si la mantenemos bien, dispondremos de un suministro constante de albahaca para nuestra cocina (que por cierto es bastante cara de comprar).

Se siembra a partir de semillas, plantándola en un suelo bien drenado y con buena exposición al sol, cuando no haya un clima frío, regándola dos veces al día durante los primeros días. Cuando crezca, asegúrate de recoger las hojas con frecuencia para fomentar el crecimiento. La siembra se lleva a cabo desde mayo hasta junio, la floración tiene lugar de agosto a octubre y la cosecha se realiza de julio a noviembre.

Perejil: la planta aromática más famosa

Originaria de la zona mediterránea, el perejil es una de las hierbas aromáticas más empleadas en la cocina, por lo que todo amante de la cocina la tiene plantada en su huerto.

Se adapta a cualquier tipo de suelo, aunque los prefiere frescos, con un PH ligeramente ácido, ricos en humus y bien abonados. También resiste casi todos los climas, aunque se adapta mejor a los cálidos.

El perejil es una planta que necesita luz, pero no sol directo, por lo que lo ideal será colocar la planta cerca de una ventana por la que entre luz durante varias horas al día.

Se suele plantar de febrero a septiembre, y su riego debe ser constante pero en poca cantidad, para mantener las condiciones de humedad. La siembra se lleva a cabo durante todo el año y la cosecha se realiza de marzo a octubre.

Tomillo: una de las más resistentes

El tomillo es una planta perenne que se presenta en matas, muy aromática y con muchas propiedades medicinales.

Requiere constante exposición al sol y que no soporta los encharcamientos. Alcanza los 20 cm de altura y se le dan aplicaciones muy distintas (maceta, jardinería, huerto…). El tomillo es una planta que se multiplica por semillas, por esquejes o por división de mata.

Os recomendamos trasplantarla en primavera y que la podéis cuando la planta se vaya quedando sin hojas en la base en un periodo templado, como en primavera u otoño.

La siembra se lleva a cabo de finales de junio a principios de agosto, la floración tiene lugar de junio a septiembre y la cosecha se realiza durante todo el año.

Laurel: de las más típicas de nuestra gastronomía

El laurel es un árbol de gran tamaño, de hoja perenne y que crece hasta los 9 metros de altura, así que deberás tener un buen jardín para que pueda crecer de la mejor manera.

Se trata de una planta aromática muy utilizada en cocina para marinar platos, condimentar guisos o sopas. Se puede usar tanto sus hojas frescas como secas.

En cuanto a cuidados, esta planta necesita semisombra para evitar que sus hojas se sequen y un riego moderado. Esta planta aromática está acostumbrada a la sequía por lo que si le añadimos mucha agua, lo más probable es que se estropee.

Incluso las hojas marchitadas o secas tienen un aroma muy fuerte y se pueden guardar en el armario de nuestra cocina durante meses. Las hojas de laurel contienen además ácido fólico y son una excelente fuente de vitamina A.

Cilantro: la aromatica más usada del mundo

Es una hierba aromática muy parecida al perejil o la albahaca, por lo que requiere de cuidados muy similares. En la cocina, el cilantro es una especie que se usa con mucha frecuencia tanto en guisos, salsas o ensaladas.

En Canarias, el cilantro es una de las aromáticas esenciales para hacer una de sus salsas más típicas, el mojo.

Se trata de una planta anual, de la familia del perejil, que ocasionalmente sobrevive hasta el segundo año. Prefiere condiciones cálidas y secas. Se siembra en primavera y necesita poco mantenimiento.

Además de ser un alimento muy nutritivo y un condimento ideal, los usos medicinales de la planta destacan, ya que el cilantro tiene beneficios para tratar diferentes afecciones ya que estimula el estómago y los intestinos.

Lavanda: la aromática que perfuma

La planta aromática por excelencia. Es perenne, por lo que sus hojas no se renuevan anualmente, y es capaz de alcanzar el metro y medio de altura. Para su cultivo, la lavanda necesita un sustrato alcalino y un buen drenaje, por lo que se recomienda un suelo arenoso.

Este aspecto es fundamental, ya que las raíces de la lavanda no toleran el encharcamiento, especialmente en invierno. Si la plantas en maceta, que sea de un diámetro no inferior a 30 cm, y no la plantes demasiado cerca de otras plantas, para que disfrute de buena aireación y sol directo (unas 6 horas diarias). Riégala una vez a la semana y sin mojar sus hojas o tallos.

Si te decides a sembrar y cuidar alguna de estas plantas en vuestro jardín recuerda que en nuestros Agricentros de O barco, A Rúa y en el Garden Sil disponemos de todo lo necesario para su cultivo, además del mejor asesoramiento de parte de nuestro personal.

De todas ellas, ¿cuál es tu preferida en la cocina? Cuéntanoslo en el apartado de comentarios un poco más abajo. 😊

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *